TNS

Planes precisos para hacer crecer tu negocio

News for Growth 25 - Febrero 2014

News for Growth 25 - Febrero 2014

Editorial

En el mercado podemos encontrar muchas marcas conocidas, populares y notorias. Pero sin embargo sólo unas pocas poseen ese particular magnetismo, esa fuerza de atracción, esa magia propia de aquello que se torna irresistible. Y cuando una marca logra generar esa irresistibilidad, el incremento del negocio a corto y largo plazo es un hecho. Es decir: el sueño que todo director de Marketing quiere lograr.

Una marca es irresistible cuando se convierte en la elección instintiva y automática de sus consumidores en un contexto u ocasión determinada. Una especie de elección natural que para el consumidor sería muy difícil de no realizar del modo en el que habitualmente lo hace.

Las marcas irresistibles poseen un atractivo que hace que su éxito pueda parecer cuestión de magia, pero en realidad detrás de estas marcas más que esconderse un mago y sus secretos, hay una buena y ordenada gestión profesional de la marca que entiende que en lo irresistible, hay negocio. Las marcas irresistibles han sido expresamente diseñadas y cuidadosamente gestionadas a lo largo del tiempo para provocar ese potente efecto. Esa es su magia.

Esto no es un simple decir. Todo lo contrario. Esta conclusión surge de un minucioso análisis de nuestra base de datos en donde después de analizar más de 1.000 marcas estudiadas en los últimos años con nuestro modelo de gestión de marcas NeedScope, descubrimos las características que cumplen y que deben cumplir las marcas que quieran ser irresistibles. Y no solo eso. También, las palancas de trabajo para lograrlo.

¿Por qué preocuparnos tanto por ser irresistibles? Simplemente por una razón de negocio. Si logramos que una marca sea irresistible, habremos logrado un mayor consumo/utilización de la misma. Esta afirmación no es simplemente un saber del sentido común. Se trata de una relación exponencial que surge después de un exhaustivo análisis que nos ha permitido definir un índice de irresistibilidad, al que hemos llamado NeedScope IQ (Irresistibility Quotient).

Este índice es una síntesis que determina el grado de correlación entre el posicionamiento adquirido por una marca y su capacidad para cubrir las necesidades subyacentes del consumidor. Si logramos que se incremente el IQ de una marca, lograremos su crecimiento.

Las marcas irresistibles pueden ser de distinto tipo: algunas son locales, otras globales; algunas son líderes de mercado, otras retan al líder. Pero más allá de estas diferencias hay algo que las une: todas logran cubrir como ninguna otra las necesidades del consumidor sobre las que consolidan su posicionamiento. He aquí la esencia que hace que una marca sea irresistible. El resto, es un trabajo ordenado y cuidadoso sobre diversos aspectos del marketing mix, de la comunicación, etc. Con orden, determinación y precisión se construyen las propuestas más irresistibles.

Un saludo,

Gerardo Fuksman


newsletter

Noticias